Dermatología online – Dermatólogo en Alicante – Dermatología Integrativa: Integraderm

VITAMINA A para la piel

Beneficios de la “VITAMINA A” para tu piel - dermatóloga laura moya - integraderm

Las vitaminas son componentes de la dieta y son esenciales para el mantenimiento de diversos procesos biológicos.

La vitamina A, a través de su metabolito activo, el ácido retinoico, actúa en varias condiciones biológicas, tales como el desarrollo embrionario, la función hormonal, el mantenimiento y modulación de la respuesta inmune, y la homeostasis de tejidos epiteliales y mucosas.

La vitamina A pertenece a un grupo de sustancias liposolubles y pertenece a la categoría de retinoides. Se obtiene a través de la dieta, y su deficiencia, especialmente en la niñez, aumenta la morbilidad y el riesgo de mortalidad por enfermedades infecciosas.

Vitamina A para piel, principales funciones de los retinoides:

  • Regulan la proliferación de queratinocitos (células de la epidermis).
  • Fortalecen la función protectora de la epidermis.
  • Restringen pérdida de agua transepidérmica.
  • Estimulan la síntesis de elastina en dermis.
  • Protegen el colágeno contra la degradación e inhiben la actividad de las metaloproteinasas.

Los principales beneficios de los retinoides en la piel son:

  • Efecto Antiarrugas: Provoca exfoliación superficial y renovación cutánea mejorando manchas, marcas y pequeñas líneas de expresión.
  • Aumento de la turgencia y firmeza cutáneas.
  • Pigmentación: Ayudan al bronceado natural.
  • Antiacneico: Intervienen en la regulación del sebo.
  • Antioxidante: Los beta-carotenos tienen actividad antioxidante, es decir, que protegen al organismo frente a la enfermedad y el envejecimiento impidiendo la acción de los llamados radicales libres.
  • Cicatrización: favorece la cicatrización y la suavidad de nuestra piel, regulando el metabolismo de la regeneración celular de la capa córnea.

La vitamina A es una vitamina bastante común en muchos alimentos, por lo que su déficit no es muy habitual en el mundo occidental, en personas con dietas equilibradas y que incorporen alimentos tan comunes como la zanahoria o las verduras de hoja verde. Los beta-carotenos son sustancias precursoras de vitamina A, que también se ingieren en la dieta.

Son muchos los alimentos que contienen vitamina A o sus precursores, incluyendo los siguientes:

Alimentos que contienen “VITAMINA A” para tu piel - dermatóloga laura moya - integraderm

Los retinoides (derivados de la vitamina A), tanto vía tópica como vía oral, se utilizan ampliamente en dermatología, siendo un potente agente dermatológico clásicamente utilizado en el acné y psoriasis, entre otras enfermedades inflamatorias crónicas. Además, sus aplicaciones en dermocosmética son numerosas.

Dentro de ellos retinoides tópicos los más utilizados son: tretinoina, isotretinoína (también usada vía oral para el tratamiento del acné moderado-severo resistente al tratamiento convencional), adapaleno, tazaroteno, alitretnoina y el recientemente disponible trifaroteno. Sus principales efectos secundarios son la fotosensibilidad y la irritación local, por lo que deben usarse con precaución y de forma individualizada.

La tretinoína es una de las formas cosméticas más potentes de la familia de los retinoides tópicos, usado habitualmente para el tratamiento del acné, pero a su vez el más irritante, por lo que se debe utilizar siempre en periodos cortos de tiempo, bajo supervisión médica, por las noches y en pauta ascendente.

En dermocosmética, el retinol de uso tópico es el más conocido y recomendado para mejorar la calidad de la piel. Provoca exfoliación superficial y renovación cutánea mejorando manchas, marcas y pequeñas líneas de expresión. Aunque es menos potente que los anteriores, es el indicado a largo plazo para cuidar la piel, mejorar su textura, imperfecciones y engrosar la dermis para luchar contra la flacidez. Igualmente, el retinol tiene un alto poder irritante, por lo que hay que aumentar la frecuencia de uso progresivamente hasta general tolerancia y preferiblemente utilizarlo por la noche para evitar su oxidación con la luz solar.

La fotoprotección solar es un hábito matutino obligatorio cuando usamos retinoides.

En resumen, a partir de los 30, no dejes de incluir un derivado de la vitamina A en tu rutina de cuidado facial, eso sí, recuerda que para prevenir el envejecimiento es imprescindible también preservar los biorritmos, comer saludablemente y gestionar tu mundo emocional con sabiduría.

Comparte esta información

Dermatología integrativa

Otros artículos que te pueden interesar

EL VÍNCULO ENTRE LA MICROBIOTA Y LAS ENFERMEDADES AUTOINMUNES - Integraderm - Laura Moya-Dermatóloga integrativa

El vínculo entre la Microbiota y las enfermedades autoinmunes

Lo que hace unos años parecía solo una idea peregrina de unos cuantos que se atrevían a pensar fuera del tiesto, ya es una realidad. Por supuesto que hay muchas evidencias pendientes de ser consolidadas y mucha experiencia aún por acumular, por supuesto que no existen varitas mágicas (personalmente creo en los abordajes terapéuticos combinados),

Efectos del Covid en la piel

Efectos del Covid en la piel

En la actualidad se han definido cinco grupos principales de manifestaciones cutáneas asociadas a la COVID-19: lesiones acrales, exantemas vesiculares, erupciones urticariales, exantemas maculopapulares y lesiones livedoides/necróticas.

Sueño y Piel: Efectos del sueño en la piel

¿Cómo afecta el sueño a nuestra salud y a nuestra piel? “Vivir, dormir…tal vez soñar..” A todos nos resuena este maravilloso fragmento del “Hamlet” de Shakespeare en su inigualable reflexión existencialista sobre el “ser o no ser”. Hoy yo me he permitido adaptarla un poco para dar entrada a la mía propia.. Y es que